Hoy Wacho cumple dos años. Nacimos como un proyecto de amigxs con perfiles muy distintos pero con una necesidad en común: la de generar un espacio donde poder compartir las historias que nos gusta contar y a la vez enojarnos, conmovernos, reírnos y burlarnos de lo que nos molesta y nos encanta.

Dos años pueden ser muy poco tiempo y tanto a la vez. Todo depende de lo que haya pasado.
A nosotros, nos pasó de todo.

Gracias a la magia de internet llegamos a miles de personas que nunca nos habíamos cruzado y, que como nosotros, buscaban un lugar donde poder expresarse.

Al igual que gran parte de la sociedad, en estos dos años tomamos conciencia sobre problemáticas que hace rato estaban dando vueltas pero que no todos supimos percibir.

A veces las abordamos con inteligencia y sensibilidad. Otras no tanto.

Para bien y para mal, no siempre supimos dimensionar el efecto de nuestras palabras.

Eso algunas veces derivó en satisfacción y otras en bronca con nosotros mismos.

Nos encontramos con el desafío de aprender a hacer un medio y de entender que ya no estábamos hablando únicamente entre amigos.

En el proceso nos alegramos, nos frustramos, discutimos y nos volvimos a alegrar.

No sabemos si dentro de 365 días vamos a estar escribiendo algo similar. Tampoco, si va a llegar el día en el que tengamos un perfil en Wikipedia.

De lo que sí estamos seguros es que, para nosotros, solo por estos dos años ya valió hacer Wacho.

Comentarios

Comentarios