Por Sofía Cash

Siempre respondía igual: que sí, que somos familia. Qué no la conocí personalmente, pero que mis padres sí. Qué no se preocupen, qué no pasaba nada con que me pregunten.

Hace unos meses, por primera vez en años de contestar como un casette, me quedé pensando. Cuando María Cash desapareció en el norte argentino tenía 29 años, casi mi edad hoy.

¿Quién es María? Esa mujer con la que comparto apellido, que como yo, trabajaba, estudiaba, viajaba con una mochila, soñaba y un día desapareció; y hace 7 años que su familia la busca.

¿Quiénes son: María del Carmen, Federico y Máximo?

Una madre que la espera todos los días y lucha porque nadie más tenga que pasar por esto; un padre que dejó todo y murió siguiendo la pista de su hija en La Pampa; y un hermano que trabaja para que se concrete la creación de una Agencia Federal de búsqueda de personas que regularice y unifique los protocolos de investigación en todo el país.

¿Cómo es vivir una vida de búsqueda?

Comentarios

Comentarios