Los artistas callejeros le sacan el gris a la ciudad convirtiéndola en un museo abierto y gratuito. Se encargan de que las calles que caminamos todos los días se vean más lindas y le dan un “no se que especial” a cada ciudad que intervienen.

Uno de esos artistas anónimos es Darío Coronda.  Su temática refiere al juego, su infancia y adolescencia en Córdoba y el deseo de haber nacido en los años 30. Conocelo:

Dirección y edición: Juan Pablo Ballester.

Producción Periodística: Juan Pablo Menéndez y Marcos Monclá.

Comentarios

Comentarios